blog dental

Blog

La dispensación al usuario

Para un protésico dental resulta tremendamente satisfactorio atender personalmente al usuario de la prótesis que vamos a fabricar por varias razones, más allá del sentimiento de estar realizando nuestro trabajo, el que está amparado por la legislación.

 

Es satisfactorio en primer lugar, porque elaborar una prótesis por encargo simplemente a partir de unas medidas y sin conocer a la persona que los llevará, sin ver la forma de su rostro, de su boca o su tono de piel es tanto como maquillar a alguien a ciegas: el resultado final ni por asomo puede llegar a ser tan natural y personalizado.

 

Además está el vínculo de complicidad que se establece con el usuario, al que podemos informar sobre los distintos materiales, ayudarle a elegir el color de sus dientes, orientarle en la prueba estética…

 

usuaria de prótesis dental satisfecha

 

Algunos de nuestros usuarios vienen con la foto de la boda “quiero recuperar la sonrisa que tenía entonces…”; otros nos piden conservar la naturaleza de su sonrisa: “siempre tuve este pequeño defecto en el diente, que querría conservar…”; y tampoco falta quien se lanza “me gustaría tener una sonrisa de cine”. ¿Por qué no? Se trata de sentirse bien con uno mismo.

 

Por eso para nosotros, lo más gratificante de este trabajo es ver la cara de felicidad de una persona que gracias a una prótesis dental recupera su calidad de vida y su sonrisa. Si trabajásemos en la trastienda, como hacían los protésicos de antes, nos estaríamos perdiendo esa sonrisa, ese agradecimiento, ese momento de felicidad. Y por nada del mundo querríamos renunciar a compartir esos momentos con ustedes.

 

laboratorios de prótesis dentales en Santa Cruz de Tenerife