blog dental

Blog

La mala salud dental, la demencia y el Alzheimer

tercera edad

En ocasiones no prestamos a nuestra boca toda la atención que merece. Podríamos pensar que la mala salud bucal es accesoria en comparación con otras enfermedades, quizás por lo fácil que resulta en estos tiempos suplir la falta de piezas, o porque las molestias que pueda causarnos no son consideradas los suficientemente graves. Pero recientemente he leído un estudio de la Fundación Británica de Salud Dental en el que se da la voz de alarma, al relacionar la mala salud oral con la demencia. Un estudio que arroja otros datos reseñables, como que la mayoría de participantes con pérdida de memoria había visitado pocas veces al dentista.

 

No es mi intención alarmar a nadie con estudios y cifras, pero me llama la atención que no se trata de un simple estudio, sino de una investigación sólida avalada institucionalmente (4200 sujetos, todos mayores de 65 años, que fueron evaluados psicológicamente y a los que además se les realizó un examen dental). Según el doctor Nigel Carter, Jefe Ejecutivo de la Fundación, el resultado es bastante claro y preocupante: a menos dientes naturales, mayor es el riesgo de padecer enfermedades mentales.

 

La creencia de que el cuerpo humano es un todo relacionado, una máquina de engranaje perfecto en la que cuando falla una pieza se pueden provocar fallos en otro punto del sistema, no hace más que dotar de credibilidad a este estudio. Todos los expertos, y particularmente odontólogos y estomatólogos coinciden en señalar que una salud oral pobre influye negativamente en la salud de nuestro cuerpo en general, y puede ser determinante para que se produzcan infartos, derrames cerebrales, diabetes, enfermedades pulmonares…

 

Ahora además apuntan a las enfermedades mentales. No es la primera vez que se sugiere la relación entre la pérdida de dientes y la falta de memoria, aunque en este caso las evidencias son aún más contundentes y vienen a sumarse a la cantidad de riesgos que ya conocíamos.

 

Como profesional sanitario, he visto la pérdida de piezas dentales en personas de todas las edades que, por desconocimiento o por dejadez, no le dan a su boca la importancia debida. A estas personas les insistimos siempre en la necesidad de acudir a un especialista, odontólogo o estomatólogo, para que valore su situación.

 

Puede que todavía no sea demasiado tarde y podamos eliminar otro factor de riesgo para padecer demencia o Alzheimer. Acudir regularmente a nuestras citas con el dentista nos ayudarán a conseguirlo. No lo olvidemos.

 

* María Eugenia Campoo. Protésico dental

 

 

laboratorios de prótesis dentales en Santa Cruz de Tenerife